El Llamado de la Esposa

Al reconocer el llamado que Dios ha hecho a la esposa, nuestra perspectiva cambia. El anhelo de nuestro corazón es nutrir nuestras relaciones para que en nuestro matrimonio y hogar se refleje el amor de Dios.

La Esposa – Al finalizar el año

Al finalizar el año, tomamos tiempo para reflexionar y agradecer, para evaluar y planificar. Orar y buscar dirección de Dios es vital para enfrentar este Nuevo Año llenas de esperanza.

La Esposa y el Futuro

Muchas personas tienden a preocuparse por el futuro. Se trazan metas y planes con la esperanza de que todo salga bien. La realidad es que no podemos controlar el futuro, pero sí podemos confiar en Dios que es el dueño del mañana.

La Esposa y las obras

Cuando pensamos en buenas obras, quizás nos enfocamos en ayudar a los necesitados, servir en la Iglesia y/o en la comunidad, y todas esas son obras buenas que Dios pone en nuestro corazón hacer. Pero las buenas obras incluyen lo que hacemos en el hogar, el trato al esposo. Nuestras actitutes, intenciones y acciones deben estar alineadas. Necesitamos de Dios y de Su Palabra para lograr este objetivo efectivamente.

La Esposa y el Respeto

Las esposas tienden a percibir el afecto a través del trato amoroso y los esposos a través del trato respetuoso. Es posible que como esposas se nos haga difícil comprender el lenguaje del respeto, pero la Biblia nos ofrece lecciones que podemos aplicar al matrimonio.