La Esposa – Conforme al Diseño Bíblico

El mundo está tratando continuamente de cambiar las definiciones para acomodarnos a una agenda contraria a la Palabra de Dios, una agenda que a fin de cuentas está marcada por la auto indulgencia y el egoísmo. Necesitamos estar apercibidas y crecer en el conocimiento de la verdad para que no nos amoldemos a la forma del mundo actual en cuanto al diseño del matrimonio.

La Esposa Fructífera

El Salmo 128:3 nos invita a reflexionar sobre la misión de la esposa. Al meditar detalladamente en este versículo bíblico, podemos ver que hay gran valor y estima en la misión que Dios ha encomendado a la esposa.

La Esposa Deliberada

El matrimonio se fortalece cuando obramos de acuerdo con la voluntad de Dios. Cuando queremos que nuestra relación crezca, deliberadamente hacemos lo correcto. Al afirmar al cónyuge resaltando sus cualidades positivas, estamos dando pasos hacia una relación más madura. Podemos confiar en que Dios, que es quien da el crecimiento, hará germinar las semillas que sembremos en nuestro matrimonio.

La Esposa – Alimentando el hogar

En el hogar es donde se nutren las relaciones. Cuando utilizamos los dones, talentos y habilidades que Dios nos ha dado para bendecir a nuestra familia, estamos brindándoles el alimento espiritual que les es provechoso para la vida.

La Esposa Asertiva

Por lo general, a las esposas les gusta mantener la comunicación al día en su hogar. Ser asertivas es esencial para que la buena comunicación fluya, se puedan resolver conflictos y se mantenga un clima de respeto en el matrimonio y la familia.

La Esposa Trabajadora

El pasaje de Proverbios 31:10-31 nos dibuja un cuadro de la mujer virtuosa y su trabajo. Hay muchas lecciones que aprender a través de esta porción bíblica. ¡Démosle un vistazo para descubrir algunas de ellas!

La Esposa – Disfrutando el Presente

Dios nos dio la capacidad de entender que hay un pasado, un presente y un futuro, pero no podemos comprender todo lo que Dios ha hecho en la eternidad. Quizás por eso en ocasiones se nos hace difícil disfrutar el presente con todo lo que implica y nos aferramos a las memorias del pasado o nos enfocamos en soñar con el mañana. Por la gracia de Dios, podemos aprender a deleitarnos en la etapa que estamos viviendo, aprovechando al máximo lo que Él desea mostrarnos.

La Esposa que Honra a Dios

La lectura del pasaje de Proverbios 31:10-31 contiene ricas enseñanzas para la mujer. Buscar la sabiduría bíblica es esencial para vivir una vida que agrada a Dios.

La Esposa y el Dominio Propio

El dominio propio nos ha sido dado por Dios para que podamos tener la disciplina necesaria para controlar nuestras emociones. Cuando actuamos de acuerdo con lo que dice la Palabra, logramos edificar un hogar armonioso y un matrimonio saludable que honra a Dios.

El Llamado de la Esposa

Al reconocer el llamado que Dios ha hecho a la esposa, nuestra perspectiva cambia. El anhelo de nuestro corazón es nutrir nuestras relaciones para que en nuestro matrimonio y hogar se refleje el amor de Dios.