La Esposa – Comunicando Sin Palabras

Asimismo vosotras, mujeres, estad sujetas a vuestros maridos,
de modo que si algunos de ellos son desobedientes a la palabra,
puedan ser ganados sin palabra alguna por la conducta de sus mujeres
al observar vuestra conducta casta y respetuosa.” – 1 Pedro 3:1-2

Se escribe mucho sobre el impacto de las palabras en nuestras relaciones, pero hay otro tipo de comunicación que está presente y que muchas veces pasa desapercibido. La comunicación no verbal comprende un gran porciento de lo que comunicamos. No es solo lo que decimos, sino cómo lo decimos. ¿Qué comunicamos con nuestros gestos, actitudes y acciones?

La Biblia nos enseña sobre cómo debe conducirse una persona cristiana de modo que muestre a Cristo con sus obras. El pasaje de 1 Pedro mencionado anteriormente es uno que habla directamente a las mujeres y señala que el comportamiento puede ser un mensaje mucho más impactante que las palabras. Cuando el esposo no ha conocido a Cristo o está desobedeciendo la Palabra, es la esposa la que está llamada a ser una influencia que lleve al esposo hacia Cristo con su conducta respetuosa y casta (que denota pureza, virtud, decencia y honestidad). Me llama la atención que el pasaje bíblico especifica que el esposo puede ser ganado “sin palabra alguna”. Nuestra forma de conducirnos puede comunicar un mensaje con igual o mayor fuerza que lo que decimos. Cuando nos rendimos a Dios y le entregamos toda nuestra vida, podemos pedirle que nos ayude a ser transformadas conforme a la imagen de Cristo, de manera que nuestra conducta refleje su amor y que nuestras palabras estén alineadas a su mensaje.

Muchas mujeres han obrado con nobleza,
pero tú las superas a todas. – Proverbios 31:29

En la porción bíblica de Proverbios 31:10-31, está claro que la conducta de la mujer virtuosa ha hecho un impacto significativo en la vida del esposo ya que la halaga diciendo que ella sobrepasa a todas las mujeres que han hecho el bien. Con su conducta, la esposa virtuosa se ha ganado la confianza del esposo y ha tocado el corazón de él y el de sus hijos.

A veces ocurre que decimos una cosa, pero nuestra conducta comunica otra. Esto lleva un mensaje confuso, ya sea al esposo o a los hijos. Toda persona falla en esto. Por eso necesitamos a Cristo, porque Él se perfecciona en nuestras debilidades. Cuando fallamos, podemos acudir a Dios y Él nos dará la sabiduría para obrar conforme a su Palabra.

Tengamos en mente que mientras nosotras estamos ocupadas en nuestra rutina diaria, nuestra familia nos observa y percibe un mensaje a través de nuestras acciones y actitudes. Por ejemplo, desde pequeña pude percibir la admiración de mi mamá por la creación de Dios. Ella no me lo tuvo que decir directamente, pero lo pude percibir. De mi papá, aprendí la importancia de sonreír y cómo una sonrisa puede ser el puente para acercarte a otras personas. Del matrimonio de mis padres aprendí y sigo aprendiendo el valor del servicio mutuo. Todas estas lecciones me fueron comunicadas sin mediar palabras.

Durante esta pasada semana, leí un breve poema de un autor desconocido el cual quisiera compartir para concluir ya que nos recuerda la importancia de lo que comunican nuestras acciones en el hogar.

Cuando pensabas que no estaba mirando

Cuando pensaste que no estaba mirando, te vi colgar
mi primer “cuadro” en el refrigerador y quise pintar otro.

Cuando pensaste que no estaba mirando, te vi alimentar
a un gato callejero y pensé que era bueno ser amable
con los animales.

Cuando pensaste que no estaba mirando, te vi hacer
mi pastel favorito y supe que las pequeñas cosas son
cosas especiales.

Cuando pensaste que no estaba mirando, te escuché
decir una oración y creí que hay un Dios con el que
siempre podría hablar.

Cuando pensaste que no estaba mirando, sentí que me dabas un beso de buenas noches y me sentí amada.

Cuando pensaste que no estaba mirando, vi que te importaba y quise llegar a ser todo lo que podía ser.

Cuando pensabas que no estaba mirando, MIRÉ …
y quería darte las gracias por todas las cosas que vi
cuando pensabas que no estaba mirando.

– Autor desconocido



 

2 thoughts on “La Esposa – Comunicando Sin Palabras

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: