La Esposa – Frente a Los Cambios

“Todo lo que es bueno y perfecto es un regalo que desciende a nosotros
de parte de Dios nuestro Padre, quien creó todas las luces de los cielos.
Él nunca cambia ni varía como una sombra en movimiento.” – Santiago 1:17

Se pudiera decir que los cambios son constantes a lo largo de la vida. Parece una declaración contradictoria y en algunos casos es más cierta que en otros, pero la realidad es que enfrentamos cambios a través de las diferentes etapas de la vida.

Cada una de nosotras puede recordar los comienzos de nuestra vida como esposas y maravillarse de lo diferentes que eran las circunstancias y los cambios que hemos experimentado. Tenemos más experiencia, algunas tienen hijos pequeños, otras, hijos adolescentes, otras, hijos adultos y otras tienen nietos. El matrimonio pasa por diferentes etapas, cada una de ellas es interesante, maravillosa y retadora.

La etapa de recién casados, con toda su dulzura y novedad, conlleva muchos ajustes a la nueva vida que se comparte con el esposo. La etapa de crianza de los hijos está llena de amor, alegría, diversión, y a su vez, trae consigo gran responsabilidad, trabajo y preocupaciones. La etapa del nido vacío proporciona tiempo de reposo, la llegada de los nietos, pero también momentos de añoranzas y sentimientos de soledad. Solo mencionando algunas de las etapas principales, pues hay otras más que no dejan de ser importantes.

Actualmente, estoy comenzando a experimentar algunos cambios relacionados con la edad y he optado por entender que es parte de la vida, aunque todavía no los entiendo bien ni me he adaptado a los mismos. Mis hijos ya están adultos y admito que aún estoy en proceso de adaptarme a esa realidad. Le pido a Dios que siga ayudándome a mantener una relación saludable con ambos. Mi hijo mayor ya está comprometido para casarse y me pregunto si seré una buena suegra ya que esa es mi meta. Mi hija comienza en el tercer año de su carrera universitaria, presentando metas para su futuro delante del Señor y mi oración es que Dios la proteja y cumpla Su voluntad en ella. Hay dudas y preguntas en mi mente, que imagino que otras mujeres enfrentan también. Pero puedo mencionar dos constantes esenciales a lo largo de mi vida matrimonial: la amorosa presencia de Dios y el fiel apoyo de mi esposo.

Pero que pida con fe, sin dudar;
porque el que duda es semejante
a la ola del mar, impulsada por el viento
y echada de una parte a otra. – Santiago 1:6

Está claro que, con los cambios en la vida, vienen también desafíos que nos provoquen temor. Es normal sentir miedo frente a los retos, pero la realidad es que esos retos seguirán ahí y tendremos que enfrentarlos en algún momento. Saber que no estamos solas frente a los desafíos que nos presenta la vida, es lo que necesitamos para seguir adelante. En medio de los cambios somos llamadas a ser constantes en nuestra fe (Santiago 1:6). Permanecer ancladas en Cristo, reconociendo que Él es suficiente en los momentos buenos y en los peores, es lo que nos sostendrá en medio de cada etapa desafiante de la vida.

Cultivar una relación sólida con el esposo también es de suma importancia. Enfrentar los retos de la vida junto a tu compañero es mucho más llevadero cuando oran el uno por el otro, se apoyan llevando el uno las cargas del otro cuando es necesario, se dan ánimo y celebran los triunfos juntos.

“Se reviste de fuerza y dignidad,
    y afronta segura el porvenir.” – Proverbios 31:25

Cualquiera que sea la etapa en la que nos encontremos, necesitamos recordar las verdades establecidas en la Palabra de Dios. La esposa virtuosa es fuente de bien y es llamada un tesoro, se viste de fuerza y honor, mirando sin temor al futuro porque su confianza está en Dios. Mantengámonos conectadas a la fuente de la verdad, la Biblia, para nutrir nuestras vidas. Hagamos lo posible por congregarnos, busquemos buenos ejemplos en mujeres piadosas mayores que nosotras que pueden enseñarnos con su experiencia y cultivemos a diario nuestras relaciones más cercanas.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: