La Esposa en Armonía

La esposa fue creada como respuesta a la necesidad de compañía del hombre. Cada día de la creación, al terminar su obra, Dios había declarado que lo que había hecho era bueno. Pero cuando vio al hombre solo, declaró que no era bueno que el hombre estuviera solo. Pero ya Dios tenía la respuesta: la creación de la la mujer, la esposa, ayuda idónea, compañía para el hombre. Ambos tendrían un propósito y una misión que cumplir juntos.

Por eso el hombre deja a su padre y a su madre, y se une a su mujer, y los dos se funden en un solo ser.Génesis 2:24

Una vez, la mujer es creada y es revelada ante los ojos del hombre, éste inmediatamente entiende que su necesidad de compañía ha sido suplida por Dios. Se establece así la unión de sus vidas en matrimonio (Génesis 2:24). El capítulo dos de Génesis termina diciendo que ambos, esposo y eposa, estaban desnudos y ninguno sentía vergüenza. Esto nos habla de armonía y transparencia. Existía una relación armoniosa entre el esposo y la esposa, podían dialogar con honestidad y disfrutar de la mutua companía sin las complejidades que vendrían luego de la caída. Ninguno tenía que aparentar algo que no era. Vivían en armonía.

La esposa en armonía no necesitaba títulos universitarios ni profesionales, no necesitaba estatus social, no necesitaba ropa de última moda, no necesitaba competir con su esposo. Nada de eso definía su valor o su identidad. Dios, el Creador, la diseñó con todo lo necesario para vivir en paz y cumplir su propósito junto a su esposo.

El pecado lastimó gravemente la relación entre el hombre y la mujer. También dañó la imagen de la mujer y la desvió de la intención de Dios al crearla. La mujer, la esposa, conforme al diseño de Dios, sigue siendo valiosa, de gran estima. Dios nos ama sin necesidad de que obtengamos títulos universitarios o altas posiciones profesionales. El nos ama sin importar si nuestro atuendo está pasado de moda. Nos ama porque nos creó con características que reflejan su carácter y que han de mostrar a otros su maravillosa gracia.

“Que la belleza de ustedes no sea la externa, que consiste en adornos tales como peinados ostentosos, joyas de oro y vestidos lujosos. 
Que su belleza sea más bien la incorruptible, la que procede de lo íntimo del corazón y consiste en un espíritu suave y apacible.
Esta sí que tiene mucho valor delante de Dios.” – 1 Pedro 3:3-4

Podemos volver a vivir en armonía. No tenemos que seguir viviendo en la vorágine de la cultura, de la pautas establecidas por una sociedad caída. Podemos regresar a la Palabra de Dios, al diseño original y encontrar allí la sabiduría necesaria para enfrentar nuestra realidad actual, sin tener que vivir estresadas, sino con la serenidad que brinda el saber que somos amadas por Dios y que nuestras vidas, nuestros matrimonios, nuestras familias están en sus manos.

La Esposa

En primer lugar, deseo agradecer el apoyo que ha estado recibiendo la primera publicación del Blog La Esposa. La meta a corto plazo es realizar una publicación semanal. Seguiré orando por las metas a largo plazo y agradezco a todas aquellas que se unan conmigo en oración.

“…mas para Adán no se encontró una ayuda que fuera idónea para él.” Génesis 2:20

¿Qué es una Esposa?

La esposa llega como respuesta a la necesidad de compañía del hombre. En el relato que podemos leer en Génesis capítulo dos, versículos dieciocho al veinticuatro, vemos que Dios declaró que no era bueno que el hombre estuviera solo. Cuando leas el relato en la porción bíblica, fíjate que Dios no crea inmediatamente a la mujer, sino que forma a los animales y a las aves; y le da instrucciones al hombre para que les ponga nombres. Y luego la Biblia repite que no se había encontrado ayuda idónea para el hombre. Entonces es que Dios hace caer a Adán en un sueño profundo para crear a la mujer.

Es interesante notar que Dios le permitió al hombre darse cuenta de que necesitaba compañía a través de la tarea de nombrar lo animales y notar que cada uno tenía su pareja. Así que, una vez que Adán también se ha dado cuenta de su necesidad, Dios obra para suplirla. La esposa es un regalo de Dios, una ayuda. La palabra que se utiliza para ayuda en el texto bíblico cuando se refiere a la mujer como ayuda idónea es la misma palabra que en otras partes de la Biblia se usa para describir a Dios como ayudador (Salmo 33:20). Por lo tanto, podemos entender que el diseño de la mujer refleja el aspecto de “ayudar” que proviene del carácter de Dios. 

En la publicación anterior, recalcamos que según la enseñanza de Proverbios 31, la esposa es una fuente de bien y que, también en otra parte del libro de Proverbios es llamada un tesoro. La esposa es lo que Dios visualizó como compañía para el hombre, es ayuda idónea, reflejando parte del carácter de Dios; ella es un tesoro, es fuente de bien y no de mal. La esposa es complemento, es reflejo del diseño divino. En un mundo que menosprecia el rol de esposa y madre, necesitamos conocer las verdades bíblicas sobre nuestra identidad como esposas y madres para vivir conforme a la Palabra, dando gloria a Dios, el dueño de nuestro diseño.

“Y el Señor Dios dijo:
No es bueno que el hombre esté solo;
le haré una ayuda idónea.” Génesis 2:18

Para encontrar la definición de esposa, necesitamos ir al origen, necesitamos ir al Creador. El que nos diseñó es el único que nos puede enseñar verdaderamente nuestro propósito. Te invito a profundizar en la Biblia, la Palabra de Dios, para que descubras el maravilloso diseño de Dios para ti.

Por años, he estado aprendiendo en la Biblia lo que significa ser una esposa, y tengo que testificar que es una fuente inagotable de bendición, de sabiduría y conocimiento para mi vida. Me redarguye, me advierte, me exhorta cuando estoy equivocada, porque definitivamente no soy la esposa perfecta. Pero también me anima, me sustenta y me alienta para continuar creciendo y buscando acercarme cada vez mas al diseño de mi Padre. Tengo la seguridad de que para ti será una experiencia no solo enriquecedora, sino transformadora.

Familias Efectivas

Bienvenidos al blog

La Esposa


Bienvenida

Esta es la primera publicación del blog La Esposa. Estamos apenas comenzando, así que manténganse conectadas para más. Puedes suscribirte abajo para recibir notificaciones cada vez que haga una nueva publicación.

Un poco sobre mí

Siempre me ha gustado escribir, pero al pasar el tiempo, diferentes proyectos ocuparon mi atención y me mantuve esperando el momento adecuado. Varios meses después de pensar y orar sobre el asunto, he decidido lanzar este proyecto que ha estado en mi corazón. Me deleita aprender sobre relaciones y escribir sobre el tema. La experiencia de años como consejera prematrimonial y matrimonial junto a mi esposo me han enseñado que cada relación es única pero que las verdades y principios de la Biblia aplicados de manera práctica son una fuente de éxito en las relaciones. Estaré compartiendo con ustedes sobre los valores que no solo han impactado mi vida, sino que han transformado relaciones.

Proverbios 31:12 dice –

“Ella le es fuente de bien, no de mal, todos los días de su vida.”

Este verso de Proverbios 31 es uno de los mas que me han impactado a lo largo de mi vida matrimonial. La esposa es fuente de bien. Otro verso en Proverbios dice que “El que halla esposa halla algo bueno y alcanza el favor del Señor.” (18:24)

Ser esposa es algo bueno, es una bendición. Descubrir cual es el diseño de Dios para la esposa es esencial para entender razón por la cual somos llamadas “fuente de bien”. Creo que estamos llamadas a disfrutar el rol de esposas y todo lo que eso implica. ¿Es esto desafiante? Por supuesto que lo es. Cuando lees y estudias Proverbios 31:10-31, uno de los pensamientos que pueden llegar a tu mente es como será posible llegar a ser una mujer virtuosa como la que se describe allí. Es más, tomando en consideración solamente el versículo 12, nos podemos preguntar: ¿Como se supone que yo sea una fuente de bien para mi esposo todos los días de su vida? Tan solo considerar eso, parece algo sumamente sobrecogedor.

Sin embargo, podemos ver que el texto dice: “todos los días”. Piénsalo como “cada día”, “un día a la vez”. Me llama la atención que no dice “toda la vida”, sino “todos los días de su vida”. Es paso a paso, una meta diaria: ser una fuente de bien para mi esposo.  Algunos días será más fácil, otros días será un reto. Pero debemos recordar siempre lo que dice la Palabra: que una esposa conforme al diseño divino es algo bueno, que una esposa es fuente de bien y no de mal. Hacer memoria de estas verdades bíblicas nos ayuda en nuestra debilidad, cuando nuestras emociones están descontroladas, cuando las circunstancias son adversas, cuando nos sentimos inadecuadas; en cada momento de dificultad, estas palabras te brindarán esperanza.

Así que, dos cosas para recordar: como esposa, eres llamada una fuente de bien y, eso se logra un día a la vez.

Sigue el Blog La Esposa

Al suscribirte, puedes obtener el contenido del Blog La Esposa directamente en tu correo electrónico.

Eunice Cáceres-Molina es Consejera Matrimonial Certificada por el Programa Prepare-Enrich. Ella y su esposo Christopher Molina han estado trabajando con matrimonios y parejas prematrimoniales desde hace más de quince años. Residen en Quebradillas, Puerto Rico junto a sus hijos Yahdiel Iván y Christina Nicole.