La Esposa – Disfrutando el Presente

Dios nos dio la capacidad de entender que hay un pasado, un presente y un futuro, pero no podemos comprender todo lo que Dios ha hecho en la eternidad. Quizás por eso en ocasiones se nos hace difícil disfrutar el presente con todo lo que implica y nos aferramos a las memorias del pasado o nos enfocamos en soñar con el mañana. Por la gracia de Dios, podemos aprender a deleitarnos en la etapa que estamos viviendo, aprovechando al máximo lo que Él desea mostrarnos.

La Esposa – Al finalizar el año

Al finalizar el año, tomamos tiempo para reflexionar y agradecer, para evaluar y planificar. Orar y buscar dirección de Dios es vital para enfrentar este Nuevo Año llenas de esperanza.

La Esposa y el Futuro

Muchas personas tienden a preocuparse por el futuro. Se trazan metas y planes con la esperanza de que todo salga bien. La realidad es que no podemos controlar el futuro, pero sí podemos confiar en Dios que es el dueño del mañana.