La Esposa Discreta – Parte II

¿Cómo podemos ser sinceras sobre nuestras vulnerabilidades, pero discretas al mismo tiempo? Esta es una excelente pregunta. La Biblia nos da la respuesta y ejemplos de mujeres vulnerables que actuaron con discreción. Honramos a Dios cuando seguimos el consejo de Su Palabra.

La Esposa Discreta

La Biblia nos enseña sobre la importancia de la sabiduría y la discreción. También nos da ejemplos del fruto que producen las mismas en la vida y en las relaciones. Necesitamos a Cristo y la verdad de Su Palabra para poder vivir con sabiduría y prudencia, como esposas discretas.

La Esposa y la bendición de ver a los hijos crecer

Los hijos son una bendición y criarlos es una aventura maravillosa. Cada etapa es especial y verlos crecer para convertirse en adultos es un privilegio. Siempre seremos mamá y papá para ellos, lo cual significa que tenemos la responsabilidad de seguir dándoles buen ejemplo y guiándolos hacia Cristo.

La Esposa – Dejando Huellas

Todo lo que hacemos en el diario vivir deja huellas en las vidas de los que nos rodeas, especialmente de nuestra familia. Debemos expresar gratitud por las huellas que otras personas han dejado en nuestras vidas y procurar seguir su ejemplo y el de Cristo para poder dejar buenas huellas en las vidas de otras personas.

La Esposa Fructífera

El Salmo 128:3 nos invita a reflexionar sobre la misión de la esposa. Al meditar detalladamente en este versículo bíblico, podemos ver que hay gran valor y estima en la misión que Dios ha encomendado a la esposa.

La Esposa Trabajadora

El pasaje de Proverbios 31:10-31 nos dibuja un cuadro de la mujer virtuosa y su trabajo. Hay muchas lecciones que aprender a través de esta porción bíblica. ¡Démosle un vistazo para descubrir algunas de ellas!

La Esposa – Disfrutando el Presente

Dios nos dio la capacidad de entender que hay un pasado, un presente y un futuro, pero no podemos comprender todo lo que Dios ha hecho en la eternidad. Quizás por eso en ocasiones se nos hace difícil disfrutar el presente con todo lo que implica y nos aferramos a las memorias del pasado o nos enfocamos en soñar con el mañana. Por la gracia de Dios, podemos aprender a deleitarnos en la etapa que estamos viviendo, aprovechando al máximo lo que Él desea mostrarnos.