La Esposa – Renovando el entusiasmo

Parte de lo que edificamos en esta vida es nuestro matrimonio y familia. Es un trabajo arduo y continuo, pero lleno de bendición. Merece ser hecho con entusiasmo. El entusiasmo o fervor nos lleva a disfrutar lo que Dios nos permite ser y hacer.

La Esposa y la bendición de ver a los hijos crecer

Los hijos son una bendición y criarlos es una aventura maravillosa. Cada etapa es especial y verlos crecer para convertirse en adultos es un privilegio. Siempre seremos mamá y papá para ellos, lo cual significa que tenemos la responsabilidad de seguir dándoles buen ejemplo y guiándolos hacia Cristo.

La Esposa – Dejando Huellas

Todo lo que hacemos en el diario vivir deja huellas en las vidas de los que nos rodeas, especialmente de nuestra familia. Debemos expresar gratitud por las huellas que otras personas han dejado en nuestras vidas y procurar seguir su ejemplo y el de Cristo para poder dejar buenas huellas en las vidas de otras personas.

La Esposa – Lidiando con la Inseguridad

Muchas mujeres batallamos con sentimientos de inseguridad a lo largo de la vida. Las historias de diferentes mujeres de la Biblia nos muestran grandes lecciones sobre cómo lidiar con la inseguridad y la incertidumbre.

La Esposa – Conforme al Diseño Bíblico

El mundo está tratando continuamente de cambiar las definiciones para acomodarnos a una agenda contraria a la Palabra de Dios, una agenda que a fin de cuentas está marcada por la auto indulgencia y el egoísmo. Necesitamos estar apercibidas y crecer en el conocimiento de la verdad para que no nos amoldemos a la forma del mundo actual en cuanto al diseño del matrimonio.

La Esposa Fructífera

El Salmo 128:3 nos invita a reflexionar sobre la misión de la esposa. Al meditar detalladamente en este versículo bíblico, podemos ver que hay gran valor y estima en la misión que Dios ha encomendado a la esposa.

La Esposa y el Perdón

El perdón es esencial para que una relación pueda crecer saludablemente. Es necesario entender que el perdón debe formar parte de la vida diaria en el hogar para que las pequeñas cosas que a veces causan irritación en las relaciones no terminen lastimando profundamente el matrimonio. Solo a través del perdón podemos alcanzar la armonía en el hogar.

La Esposa – Caminando hacia la Madurez

Con el paso de los años en el caminar cristiano, nos vamos dando cuenta de que la vida se trata de glorificar a Dios en todo. Cada rol que asumimos y cada tarea que hacemos debe tener como meta la gloria de Dios. No se trata de nosotras, se trata de honrar a Cristo y dar Su nombre a conocer en nuestra familia, en nuestro matrimonio y en nuestra comunidad.

La Esposa – Cuidando el Corazón

El corazón abriga nuestros pensamientos, emociones y actitudes. La Biblia nos aconseja que lo guardemos como una fuente de vida. Dios nos llama a examinar el corazón para que podamos someter lo a Él. Nuestro comportamiento y nuestras palabras son transformados cuando permitimos que la Palabra de Dios nos guíe. De esa misma manera, también los matrimonios pueden ser transformados.

La Esposa y la Santificación

Durante el transcurso del matrimonio, hay momentos en los que nos gustaría “mejorar” al esposo para que piense o actúe de la manera que nosotras queremos. Pero la realidad es que somos imperfectas y no estamos llamadas a cambiar el carácter del esposo, sino amarlo, respetarlo y confiar que el Espíritu Santo lo transforme para que se parezca más a Cristo.