La Esposa Deliberada

El matrimonio se fortalece cuando obramos de acuerdo con la voluntad de Dios. Cuando queremos que nuestra relación crezca, deliberadamente hacemos lo correcto. Al afirmar al cónyuge resaltando sus cualidades positivas, estamos dando pasos hacia una relación más madura. Podemos confiar en que Dios, que es quien da el crecimiento, hará germinar las semillas que sembremos en nuestro matrimonio.

La Esposa – Aprendiendo sobre la Voluntad de Dios

Dios tiene un plan y un propósito para todo. Él diseñó el matrimonio para que brinde gloria a Su nombre al reflejar el amor de Cristo por Su Iglesia. Para hacer la voluntad de Dios en nuestro matrimonio, necesitamos seguir el ejemplo de Jesús.

La Esposa Trabajadora

El pasaje de Proverbios 31:10-31 nos dibuja un cuadro de la mujer virtuosa y su trabajo. Hay muchas lecciones que aprender a través de esta porción bíblica. ¡Démosle un vistazo para descubrir algunas de ellas!

La Esposa – Disfrutando el Presente

Dios nos dio la capacidad de entender que hay un pasado, un presente y un futuro, pero no podemos comprender todo lo que Dios ha hecho en la eternidad. Quizás por eso en ocasiones se nos hace difícil disfrutar el presente con todo lo que implica y nos aferramos a las memorias del pasado o nos enfocamos en soñar con el mañana. Por la gracia de Dios, podemos aprender a deleitarnos en la etapa que estamos viviendo, aprovechando al máximo lo que Él desea mostrarnos.

La Esposa y sus Expectativas

A lo largo de la vida tendremos un sinnúmero de expectativas sobre situaciones, proyectos, sueños y relaciones. Las expectativas pueden ejercer una influencia positiva o negativa sobre nuestras actitudes, lo cual afectará nuetsras relaciones para bien o para mal.