La Esposa – Cuidando el Corazón

El corazón abriga nuestros pensamientos, emociones y actitudes. La Biblia nos aconseja que lo guardemos como una fuente de vida. Dios nos llama a examinar el corazón para que podamos someter lo a Él. Nuestro comportamiento y nuestras palabras son transformados cuando permitimos que la Palabra de Dios nos guíe. De esa misma manera, también los matrimonios pueden ser transformados.

La Esposa – Aprendiendo sobre la Voluntad de Dios

Dios tiene un plan y un propósito para todo. Él diseñó el matrimonio para que brinde gloria a Su nombre al reflejar el amor de Cristo por Su Iglesia. Para hacer la voluntad de Dios en nuestro matrimonio, necesitamos seguir el ejemplo de Jesús.

La Esposa Asertiva

Por lo general, a las esposas les gusta mantener la comunicación al día en su hogar. Ser asertivas es esencial para que la buena comunicación fluya, se puedan resolver conflictos y se mantenga un clima de respeto en el matrimonio y la familia.

La Esposa y el Dominio Propio

El dominio propio nos ha sido dado por Dios para que podamos tener la disciplina necesaria para controlar nuestras emociones. Cuando actuamos de acuerdo con lo que dice la Palabra, logramos edificar un hogar armonioso y un matrimonio saludable que honra a Dios.

La Esposa y el Respeto

Las esposas tienden a percibir el afecto a través del trato amoroso y los esposos a través del trato respetuoso. Es posible que como esposas se nos haga difícil comprender el lenguaje del respeto, pero la Biblia nos ofrece lecciones que podemos aplicar al matrimonio.